rss
twitter
    Cheka lo que ando haciendo, sigueme en Twitter :)

Everybody is happy

Todo el mundo amaneció de buen humor. Bush ya no es presidente. Bueno, aunque se queda hasta enero del próximo año y si vendrá al APEC (a una ciudad que cada día más parece víctima de un bombardeo).

Change (Cambio) y Hope (esperanza) han sido sus palabras durante esta campaña. Cambio en Washington y esperanza para la gente, que la necesita más que nunca, debido a lo acontecido recientemente.

Hasta Michael Moore esta contento.

Pero ojo, no todo va tan bien.

Más tras el salto.




Nota vía RealPolitik:

Lamentablemente, tengo que ponerle el "pero" a este post. Y es que el día de ayer no solo se llevaron a cabo las elecciones presidenciales y congresales, sino que un número de Estados llevaron a cabo consultas de reformas constitucionales a nivel Estatal (en Estados Unidos, cada Estado tiene una Constitución).


¿Y qué es lo que se quería reformar? Los temas son variados y cambian de acuerdo al Estado, pero muchos de ellos están vinculados a importantes derechos civiles. Y el resultado preliminar no parece muy alentador.


En Nebraska - y pareciera que también en Colorado - han puesto en la constitución una prohibición expresa a las acciones afirmativas de cualquier tipo (lo que algunos denominan “discriminación positiva”). Esta prohibición se daría en dos Estados que, por ponerlo en términos suaves, no se caracterizan por haber logrado una admirable situación de igualdad entre todos sus ciudadanos.


Otro retroceso preocupante es el referido a los matrimonios entre personas del mismo sexo. Hace unos meses, la Corte Suprema de California señaló que era inconstitucional prohibirlos, y desde entonces California reconoce dicho tipo de uniones. El contraataque conservador a dicho cambio ha sido feroz: los resultados preliminares sugieren que tanto Arkansas, Florida como la misma California tendrán en su Constitución una prohibición expresa a los matrimonios gays. Cabe señalar que California es un tradicional “blue state” y sus ciudadanos no son precisamente unos “red necks”.


Dichos resultados, entonces, parecen recordarle a Obama que, pese a su abrumador triunfo, Estados Unidos dista mucho de ser un país liberal y progresista. Él lo ha tenido en cuenta a la hora de realizar su campaña (moderando mucho su discurso), ¿lo tendrá en cuenta a la hora de gobernar?


Los dejo pensando.

Y también les paso el discurso de victoria del buen (esperemos) Barack:





0 comentarios: