rss
twitter
    Cheka lo que ando haciendo, sigueme en Twitter :)

Sentencia del Juicio a Fujimori

El 07 de abril del 2209, es un día que marca un precedente judicial en la historia, no solo del Perú, sino a nivel mundial, pues se ha condenado a 25 años de cárcel a un presidente electo democraticamente, esta vez, por atentar contra los derechos humanos. Para muchos un castigo injusto para quien consideran el "mejor presidente del Perú", para otros una pena más que justa, y que apenas es la primera de muchas.

Tras la sentencia otorgada al ex-presidente Alberto Fujimori, ha surgido un amplio debate acerca de la dureza de la pena otorgada, entre otros asuntos. Debate que ocurre en todos los niveles y grupos sociales: entre periodistas, juristas y expertos en legislación, hasta llegar a profesionales y el llamado "peruano de a pie".

One of the victims of the Barrios Altos massacreImage via Wikipedia

Hay muchos puntos por los que se ha iniciado el debate. Todos se resumen en el balance final del gobierno de Fujimori. Muchas personas, simpatizantes y no simpatizantes, consideran que Fujimori es uno de los pocos buenos presidentes que hemos tenido en los últimos años. Que gracias a él el terrorismo fue erradicado y la situación económica mejoró, que el se preocupó por los pobladores del interior del país, tantas veces olvidados por muchas de las autoridades. Para ellos, estos argumentos son más que suficientes para que "el chino" sea perdonado por la opinión pública, y se empiece a considerar la injusticia que representa la sentencia.

Son estas mismas personas las que consideran que el juicio entero no es más que una persecución política, un ajuste de cuentas de las personas de tendencia izquierdista (los famosos "caviares"), que solo utilizan la fachada de la defensa de los Derechos Humanos, para "proteger" a los terroristas y los intereses de las ONG's. Incluso muchos fujimoristas han asegurado que el juez encargado del caso, San Martín, ha tomado la decisión en base a una venganza, pues fue destituido de su puesto durante el gobierno de Fujimori.

Respaldando esta postura, encontramos al director del diario La Razón, Uri Ben Schmuel, que en su editorial del día posterior a la sentencia asegura que ese día será uno "de oprobio en la historia del Perú". Como él, existen varias personas, que consideran a los "caviares" como hipócritas, que se escudan en su afan de aparentar preocuparse por los demás, cuando ellos viven en buena zonas, y con un buen sueldo. Asimismo reniega de los bloggers peruanos, a quienes considera una simple extensión de los caviares.

Personalmente, discrepo mucho de este señor y lo publicado en su diario, pero dentro de lo escrito por él, rescato una pregunta que quizás poco se ha comentado:

La CVR concluyó que la mayoría de matanzas se hicieron en los gobiernos de Belaúnde y García. ¿Por qué ellos no fueron juzgados? ¿Por qué ellos no han pagado aún y por qué sí Fujimori?”

Su afán es obviamente tratar de limpiar a Fujimori, pero aún asi la pregunta es válida. García aun no es enjuiciado por los crímenes que se comitieron en su gobierno, y es muy obvio que aún ningún medio se ha pronunciado en contra de él, de manera firme, pues hasta el momento ha mostrado que es capaz de hacer pasar un mal rato a quienes se le oponen. Solo algunos bloggers han emitido su opinión, sabiendo de la defensa que le brinda internet.

Por su parte, los acusadores no ven las "bondades" de Fujimori con el Perú. Lo acusan de ser un personaje corrupto y sin respeto alguno por los derechos humanos, un dictador en todo el sentido de la palabra. Sacan en cara el autogolpe del 5 de abril, la postulación de Fujimori al senado japonés, los actos de corrupción que le avalo a Montesinos, el mal uso del poder que ejerció por 10 años, las matanzas del grupo Colina, entre otros.
Para mi, es como menciona Aldo Mareátegui: Todo lo muy bueno que hizo durante su primer gobierno lo deshizo en su segunda nefasta administración.

En los medios la discusión ha sido amplia. Muchos editoriales y columnistas han dado su punto de vista, revelando (o reafirmando) sus tendencias políticas, y todos siempre teniendo en cuenta el aspecto jurídico. Gran cantidad de especialistas y conocedores del aspecto legal han cuestionado que la pena sea tan drástica.

Para Federico Salazar y Jose Luis Sardón, como para muchos otros, existen ciertos aspectos dados por la parte acusadora, cuya sustentación carece de la fuerza necesaria para equiparar la pena dada. Sus puntos son claros: de las pocas pruebas que existían, o de los testigos, no se sacó algo contundente: no exístia un documento que probara la culpabilidad de Fujimori, muy aparte de la famosa felicitación al destacamento Colina. Quienes declararon, o bien no daban ayuda alguna a sustentar la acusación o se contradecian.

Se basan en el "dominio de la voluntad en aparatos de poder". Quien conduce un aparato criminal es autor de sus actos delictivos. Es decir, Fujimori debía saber de toda la red tejida por Montesinos para eliminar a aquellos que representaban molestia alguna a su gobierno. Es tonto pensar que Fujimori no sabía nada, que el "mejor presidente del Perú", era alguien con una fe tan ciega que no pudo darse cuenta de todo lo armado por su asesor.

Salazar discrepa:

Fujimori encumbró a Montesinos, impidió que se lo investigara, lo encubrió. Fujimori no es la Madre Teresa de Calcuta que pretende su defensa.
Ese encubrimiento merece drástica condena, sin beneficios. Sin embargo, eso no es "autoría mediata". No, al menos, hasta donde nos llevan las pruebas.

En aras del estado de derecho que Fujimori quebró, deberíamos sentenciarlo por los delitos que podemos probar, y no sólo por los que resultan "asumibles", con escaso rigor lógico y "pruebas" de precaria calidad judicial.

Por su lado, Enrique Ghersi considera que esto va más allá de lo jurídico, sino no hay explicación lógica:

Fujimori ha caído en manos de sus enemigos ideológicos, de manera que todo el proceso en su contra es en realidad político y no sólo jurídico. En el Perú la justicia 10 limita al poder sino que lo reñeja. Fujimori supo reconocer la verdad de esto como gobernante: por eso me resulta paradójico que hoy día sea también une de sus víctimas.

Juridicamente muchos han mostrado que los supuestos no son suficientes. Pero creo que ha sido

Seal of the National University of Education E...Image via Wikipedia

el peso del juicio el que ha determinado la sentencia. Barrios Altos y La Cantuta eran heridas abiertas, cuya mejor forma de sanar eran con tan ejemplar sentencia. Si se hubiera considerado las pruebas como insuficientes, el descontento popular hubiera sido tremendo. Ha sido un buen resutado para el Poder Judicial, que ha visto aumentada su aprobación por la población.

Ahora bien, la cosa no solo les favoreció a ellos: Keiko suena fuerte en las encuestas. La victimización de los fujimoristas y el ataque en el Vrae hacen pensar a más de uno si Fujimori merece la pena, si a final de cuentas no fue tan malo.

Solo el juicio de la historia nos dirá el veredicto final.



Reblog this post [with Zemanta]

0 comentarios: